CONFLICTO EN SALUD MENTAL: CARTA ABIERTA AL SR. GOBERNADOR GERARDO MORALES

Sr. Gobernador, los TRABAJADORES DE LA SALUD MENTAL DEL ESTADO abajo firmantes, nos dirigimos a Ud. con mucha preocupación, a los fines de hacerle saber de la grave situación en la que se encuentran los Servicios de Salud Mental y la UNICA GUARDIA DE SALUD MENTAL que existe en la provincia funcionando en el Hospital San Roque. Solicitarle su MEDIACIÓN E INTERVENCIÓN EN ESTA PROBLEMÁTICA.

Nos encontramos con una gran FALENCIA EN CUANTO A INFRAESTRUCTURA Y RECURSO HUMANO para dar respuesta a la altísima demanda de consultas por parte de usuarios del sistema público de salud provincial y familiares que padecen algún trastorno mental.Solo en el periodo de enero a septiempre de 2016 se realizaron 2706 consultas, según estadisticas propias de la guardia.
La mayoría de los Servicios de Salud Mental de la provincia están compuestos por psicólogos y trabajadores sociales. En la ciudad capital, tanto el Hospital Dr. Néstor Sequeiros, el Hospital Pablo Soria y el Hospital San Roque, cuentan con la especialidad de Psiquiatría y se encuentran COLAPSADOS por falta de profesionales de la especialidad. En la periferia sólo el Hospital Ing. Snopek – Alto Comedero- cuenta con 1 (un) profesional psiquiatra.

El único Hospital de la provincia que posee una GUARDIA DE SALUD MENTAL ACTIVA LAS 24 HORAS LOS 365 DIAS DEL AÑO, es el Hospital San Roque la cual debería dar solución a las urgencias de Salud Mental que las demás guardias médicas no pueden resolver, ya que cuenta, en teoría con psiquiatra, psicólogo y enfermero capacitado en salud mental de guardia activa. Decimos “en teoría”, porque en la realidad no se cuenta con el personal. Hay días de semana descubiertos o con equipo de profesionales de salud mental incompleto, ya que no existe un presupuesto para pagar reemplazos.

 Hoy los profesionales de la Guardia de Salud Mental TRABAJANSIN COBRAR sus haberes desde hace varios meses, se encuentran SIN CONTRATO de 2017, y sostienen una precariedad laboral desde que se inició este proyecto en junio de  2012.

Al día  de la fecha tras la renuncia de 6 profesionales, continúan trabajando 6 profesionales, de los cuales hay 2 compañeras embarazadas, que al no recibir su salario no puede enfrentar el pago de monotributo para tener obra social, como  tampoco gastos de estudios que requiere su situación. No solo no llegamos a satisfacer nuestras necesidades básicas, sino que tampoco las compañeras tienen acceso a una buena atención en sus embarazos.

La situación de incertidumbre de continuidad laboral y falta de cobro en fecha del salario se repite año a año.

Cabe destacar que los padecimientos mentales no son propios de una u otra clase social o franja etaria, pueden afectar a todas las personas. Y estas tienen derecho a ser correctamente asistidas cuando lo requieran, por profesionales idóneos, capaces de diagnosticar , tratar y orientar su seguimiento según corresponda. Muchas veces la Guardia es la puerta de entrada al Sistema de Salud.
Las principales patologias con las que nos enfrentamos día a día, son el Consumo Problemático de Sustancias y los Intentos de Suicidio, siendo esta provincia una de las que mayor tasa de suicidabilidad en adolescentes presenta, constituyendo éste un gravísimo problema de salud pública, al cual el estado debe ofrecer una solución.

Tengamos en cuenta que, instituciones estatales como  CET de Alto Comedero, CET de Forestal, CEPLA, Guardia de Salud Mental, Centro  de Rehabilitación Dr. Vicente Arroyabe, que estan destinadas para atender la problemática de las adicciones, sostienen esta ardua tarea en muchos casos, con contratos precarios, becas, y/o salarios bajísimos, llegando a cobrar sus haberes hasta después de tres meses de espera, con la incertidumbre de continuidad laboral.

Queremos ponerlo en conocimiento, de que familiares de pacientes que sufren adicción u otros trastornos, se acercan desesperados a nuestros servicios a pedir ayuda, tanto EN EL INTERIOR DE LA PROVINCIA COMO EN LA CAPITAL, irrumpe en las familias la decepción y la desesperación, pues a pesar de contar con criterios para una internación, no disponemos de una RED ARTICULADA EN SALUD MENTAL PARA PODER AFRONTAR ESTAS SITUACIONES. Muchas familias terminan acudiendo a la Justicia, con lo cual nos encontramos ante una CONTRADICCIÓN, ya que desde el estado, no contamos con los recursos para dar respuesta.
La realidad es que, la infraestructura destinada a salud mental es insuficiente,y no reúne condiciones minimas necesarias para una correcta atención a los pacientes, siendo insalubre tanto para los usuarios como para los profesionales que los asisten.

Apelamos como trabajadores de la Salud Mental del Estado, a su buen entendimiento y a que pueda mediar ante las autoridades del Ministerio de Salud, con quienes ya se realizaron numerosas reuniones, sin obtener ningun tipo de respuesta favorable.

Eperamos que los recursos puedan destinarse donde urgen, pues las emergencias sanitarias no se pueden palear sin trabajo digno, sin lugar físico adecuado, sin formación y capacitación.
Es de importancia recordar la existencia de la Ley de Salud Mental 26.657, que defiende los derechos de personas con padecimiento mentalestá siendo incumplida en nuestra provincia.

Sr. Gobernador, tenga  en consideracion nuestro pedido, esperamos su respuesta en beneficio a la comunidad y a los trabajadores.

Atentamente.

Los trabajadores están juntando firmas en apoyo a la lucha por la única guardia de salud mental de Jujuy, para firmar ingresar aqui.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar