Macri en Salta: bisagras en que el Pueblo dice basta

22/03/17- Nota de opinión desde Salta ante la visita del presidente a la provincia. “La memoria histórica no puede ser engañada, como engañan los medios de comunicación actuales muchas veces en detrimento del Pueblo laburante y acompañan de modo cómplice las miserias que se planifican y pergeñan en los escritorios, cafés y oficinas de los poderes actuales”.

Por Germán López

La ciudad de la “Guerra Gaucha” recibió a Mauricio Macri, que en carácter de Presidente de la Nación encabezará los actos de inauguración del “Museo de Güemes”. A la llegada presidencial los docentes salteños manifestaron su desaprobación a la dirigencia política. El operativo de seguridad fue francamente intenso y no permite muchas fisuras que puedan mostrarse en los grandes grupos mediáticos.

La dirección del Museo en honor al revolucionario Martín Miguel de Güemes está ubicada en calle España 730, muy a pesar de Güemes y sus gauchos que pelearon ofrendando la vida contra justamente el Reino de España. Otro desacierto se aprecia al observar que no ha sido considerado dicho Museo para incluir a quienes tienen alguna dificultad motriz, al no poseer rampas de acceso para sillas de rueda.

En torno a la palabra presidencial, nos preguntamos cual sería la reacción de la Memoria Histórica Güemesiana al evaluar el perdón pedido a los herederos de Fernando VII, al punto de inferir que había angustia de luchar contra uno de los Imperios más grandes que la humanidad haya conocido. En ese sentido, ¿estaría de acuerdo no solo Güemes  sino también San Martín y Belgrano con la dirigencia política actual? Obviamente que no, al contrario, se deben retorcer en sus tumbas pues la memoria histórica no puede ser engañada, como engañan los medios de comunicación actuales muchas veces en detrimento del Pueblo laburante y acompañan de modo cómplice las miserias que se planifican y pergeñan en los escritorios, cafés y oficinas de los poderes actuales.

Güemes empoderó al pueblo salteño con su “fuero gaucho”, el mismo pueblo que lo acompañó en mil batallas y lloró su muerte a manos de las balas españolas y de las traiciones pergeñadas por la oligarquía terrateniente (ansiosa ya no solo de poder económico, sino también político) que veía crecer la adhesión a Güemes y reducir la mano de obra barata, en sus campos.

La dirigencia política salteña espera a Macri, para recibir sus favores y bendiciones, sea para las candidaturas nacionales por Salta o para cargos expectantes haciendo uso y abuso de “anestesiar” al grueso de la población con variadas estrategias. ¿Martín Miguel de Güemes permitiría ese accionar en desmedro del Pueblo? No, absolutamente no, pues aún en su lecho de muerte rechazó al médico que le enviaron los españoles, tratando d ganarse algún favor, e hizo jurar al Coronel Vidt (su segundo al mando) continuar la lucha a muerte junto a sus gauchos y en contra de los españoles. Dios sabe que lo lograron semanas después.

La memoria histórica no nos miente cuando dice que la dirigencia política, económica y social merecería una buena sesión de uso del talero, tal vez los talerazos que empuñaría y descargaría en persona el mismo Güemes sirvan para hacer notar que la realidad no se puede inventar todo el tiempo para quedar bien con la jerarquía piramidal, que hay bisagras en que el pueblo dice basta, al dominio español y al de los intereses foráneos tan bien representados por los Ceos en el gobierno actual. ¿Será cuándo? Tal vez en las próximas legislativas, tal vez empiece hoy mismo o tal vez haya ya empezado, sin darse mucho a conocer y bajo formas no registradas aún por esta dirigencia política. La cual piensa que “si le va bien al presidente, le ira bien a todos”. ¿Qué tal si invertimos términos y empezamos a considerar que “si nos va bien a todos, al país también le irá bien” y dejamos de lado los diversos egoísmos? Si probamos ser solidarios de verdad, no como lo expresado por el Ministro de Economía Dujovne , un nuevo “para terminar con la pobreza y el hambre, cómase un pobre”...  No duden, ni Güemes, San Martín y Belgrano estarían de acuerdo con estos dirigentes actuales.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar