Lesa Humanidad: Perpetua para Braga y Callao y entre 3 y 18 años para los demás represores

El Tribunal Oral Federal (TOF) de Jujuy condenó a once represores que actuaron en el operativo de secuestro y tortura de las Almas Rojas. Los jueces aplicaron dos condenas a perpetua y penas de entre 3 y 18 años. Hubo cuestionamientos de los organismos de derechos humanos y las querellas.

El exoficial del Ejército Mariano Braga recibió en este juicio su segunda condena a prisión perpetua, la misma pena que se le dio a Alberto Callao. Otros nueve expolicías y expenitenciarios recibieron penas que van de los 3 a los 18 años de prisión.

En este juicio se develó lo ocurrido con 17 militantes del Partido Comunista, las Almas Rojas o Nuna Puka, la mayoría de ellos de Tumbaya, que fueron secuestrados y torturados entre los meses de agosto y diciembre de 1976. Nueve de ellos siguen desaparecidos.

La lectura del veredicto tuvo lugar en la noche de este jueves, en la sala de audiencias de la Secretaría del Juzgado Federal Electoral ubicado en la capital jujeña, después de un año y medio de debate, por donde pasaron apenas 50 testigos.

El Tribunal, conformado por los jueces, María Cristina Cataldi como presidenta y los vocales, Mario Héctor Juárez Almaráz y Federico Díaz, sentenció a la pena de prisión perpetua a Braga y Callao por encontrarlos responsables de los delitos de privación ilegítima de la libertad, imposición de torturas y el homicidio calificado en cinco hechos.

El expolicía Ramón Herrera recibió una pena de 18 años prisión; Juan Carlos Vaca, Armando Claros y Armando Ruiz, de la misma fuerza local, 14 años de cárcel, mientras que el agente de la misma fuerza Siro Goyechea, 8 años.

Estos últimos fueron considerados partícipes necesarios de los delitos de privación ilegítima de la libertad y torturas agravadas.

En tanto, el represor Catalino Soto recibió 5 años de prisión, la misma condena que se le aplicó al expolicía Jorge Ernesto Mendoza, más conocido como el Gaucho Martín.

Por último, se suman a la lista con una condena de 3 años y seis meses de prisión los imputados Federico Colmenares y Teodomiro Félix Batalla, quienes fueron apuntados por menores delitos.

Cabe consignar que el TOF decidió mantener la prisión preventiva de solo siete de los imputados, a la vez que le otorgó la libertad a Soto, Mendoza, Colmenares y Batalla “hasta que la sentencia quede firme”.

Luego de conocerse el veredicto el representante del Ministerio Público Fiscal, Pablo Pelazzo, señaló que el juicio llevó un tiempo demasiado prolongado y reclamó: "Estos procesos necesitan de una celeridad mucho mayor”.

Sobre las condenas, mostró su disconformidad sobre las que recibió el grupo de cuatro expolicías, porque ellos fueron los “encargados de las detenciones y traslados, habían sido imputados por homicidio y finalmente hubo una diferencia importante en la pena que dictó el tribunal”. Por ello, adelantó, “se van a presentar los recursos correspondientes”.

Por su parte, los organismos de derechos humanos que colmaron la sala de audiencias ante un fuerte operativo policial en las inmediaciones a la institución, si bien reconocieron que el dictado de una nueva condena por delitos de lesa humanidad representa “un paso adelante por más memoria, verdad y justicia”, se mostraron disconformes con las penas expedidas por el Tribunal.

Los presos políticos aún en calidad de desaparecidos son Cresente Galean, Paulino Galean, Elías Toconas, Américo Vilca, Rosa Santos Mamaní, Carlos Villada, Rosalino Ríos, Manuel Vivas y el ex titular del PC Jujuy, Vicente Cosentini.

Durante el proceso judicial, el Tribunal decidió apartar al ex militar Eduardo Bulgheroni, ya condenado en otras causas de lesa humanidad, al igual que a los expolicías Carlos Gutiérrez y Melanio Portal, resolución que se apoyó a diversos informes médicos solicitado por las partes.

Los fundamentos de las condenas asentadas se conocerán el próximo 3 de mayo, tras lo cual las partes podrán apelar.






Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar