Aquí, allá y en todas partes: Los diputados del progresista Podemos criticaron a Macri en el Congreso de España y reclamaron por la Libertad de Milagro Sala


“En vez de combatir la pobreza combate a los pobres”

23/02/2017 - Mauricio Macri fue recibido por los Reyes de España y hoy se encontrará con el presidente Mariano Rajoy. En el Parlamento español, al igual que en otros foros internacionales, fue criticado por su política de retroceso en los derechos humanos y varios legisladores lo recibieron con camisetas con la leyenda “Libertad a Milagro Sala”.

Los diputados del progresista Podemos criticaron a Macri en el Congreso de España y reclamaron por la Libertad de Milagro Sala. “En vez de combatir la pobreza combate a los pobres”, dijeron en referencia a Macri.

El diputado y secretario de Podemos, Iñigo Errejón, fue quien se encargó de hablar en el recinto.


Hicieron críticas a las políticas de “maltrato” de Macri, entre las que enumeraron los tarifazos, la mayor cantidad de pobres y la relativización de los derechos humanos. Le entregaron una carta reclamando por Milagro Sala.

El presidente Mauricio Macri no tuvo la mejor de las recepciones en el Congreso de los Diputados de España. Luego de haber adelantado el martes el rechazo a su visita a ese país con la frase “es un presidente offshore”, la cúpula de la fuerza progresista Podemos denunció en el Parlamento los ajustes, despidos masivos y persecución política impulsados durante su gestión. “En vez de combatir la pobreza, combate a los pobres”, criticó el diputado y secretario de esa fuerza, Iñigo Errejón. Además, durante la sesión especial en la que el jefe de Estado brindó su mensaje, algunos legisladores lucieron una remera con la inscripción “liberen a Milagro” Sala y, más tarde, diputados del bloque le entregaron una carta solicitándole a Macri una reunión para que informe sobre la situación de la dirigente social detenida hace más de un año pese a las resoluciones de la ONU y de la OEA a favor de su liberación.




“Es evidente que el señor Macri es de los suyos”, les enrostró Errejón a los diputados conservadores del gobernante Partido Popular. El diputado y uno de los voceros históricos de Podemos aprovechó la ocasión para englobar en sus críticas al gobierno de Mariano Rajoy. “Recuerdo cuando en su primera declaración en esta Cámara dijo que los recientes cambios políticos en Brasil y Argentina eran una oportunidad para que España estrechara lazos”, le dijo al ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, quien lo había precedido en el uso de la palabra para hacer el anuncio protocolar de la visita de Macri al Congreso. “A mí me preocupó que llamara cambio político a lo que fue un golpe institucional contra el gobierno elegido democráticamente en Brasil y me preocupó que supeditara las relaciones con el gobierno argentino a la afinidad ideológica. En mi opinión esa es la diferencia entre una política exterior de país y una política exterior de partido”, arrancó Errejón, en mangas de camisa y de pie en su banca. 

“Una política exterior de partido es la que decide que América Latina se guarda en el cajón y que ustedes sólo sacan en campaña electoral o cuando se quedan en blanco en este Parlamento y tienen que usar el comodín Venezuela. Y es la que hace depender nuestros vínculos con la Casa Rosada con la afinidad ideológica que tengan ustedes con quien la ocupe en cada caso”, continuó el legislador, para definir a Macri como “de los suyos”.

Durante su intervención ante el Parlamento, el referente de Podemos hizo un repaso por las políticas de “maltrato” de Macri: “Ha aplicado un tarifazo” en los servicios públicos, “relativiza las víctimas de la dictadura” y aplicó una política que “cuando asume que hay más pobres, en vez de combatir la pobreza, combate a los pobres”. “Por eso –agregó– Milagro Sala lleva un año encarcelada”.

La portavoz Irene Montero y el titular de Podemos, Pablo Iglesias.
(Imagen: EFE)


También incluyó en esa lista a los “200 mil despidos” concretados durante el primer año de gobierno de Cambiemos y recordó los vínculos del mandatario argentino con los Panamá Papers, que revelaron su participación en sociedades offshore en paraísos fiscales. A estas críticas, Errejón le sumó cuestionamientos en la política de derechos humanos. “Relativizan las víctimas de la dictadura y pone dificultades a la Memoria”, mencionó, a la vez que le pidió a Macri que “apoye la querella argentina y ayude a que las víctimas del franquismo tengan justicia”.

Advirtió que no le iban a pedir al gobierno de Rajoy que no se lleve bien con Macri y que en minutos más lo iban a escuchar “con todo el respeto institucional aunque sea de los suyos, aunque no sea de los nuestros”. Y concluyó con un mensaje “al pueblo argentino, a la mayoría que sufre el maltrato y sufre los recortes de Macri, le vamos a decir sólo una cosa: aguanten, no aflojen, que vamos a volver”. Iñigo terminó con el puño derecho en alto y envuelto en el aplauso de la bancada de Unidos Podemos. Lo contrario sucedió luego, cuando apareció Macri. Los diputados saludaron su ingreso mientras los legisladores del bloque progresista se mantenían de pie pero visiblemente de brazos cruzados y gesto serio.

Una de las diputadas que lucía la camiseta de “Liberen a Milagro” era Irene Montero, la nueva portavoz de Podemos en reemplazo justamente de Errejón. El martes, en una conferencia de prensa, Montero había adelantado el rechazo de la fuerza a la visita del presidente argentino y que, como consecuencia de ello, no asistirían a la cena de honor que se le ofrecía por la noche en el Palacio Real. “No asistimos a esa cena porque consideramos que no es necesario hacer esos actos de homenaje y pompa a presidentes del calado de Macri”, sostuvo.

Las muestras de rechazo no quedaron allí. Una vez finalizado el discurso de Macri en el Parlamento en el que invitó a las empresas españolas a invertir en la Argentina, el diputado por Barcelona y secretario del Congreso, Marcelo Expósito, le entregó una nota en la que se hizo eco del reclamo de las organizaciones de derechos humanos argentinas que exigen la liberación de Milagro Sala. La misiva refiere a que, de acuerdo a la información suministrada por los organismos, con esa detención se está “vulnerando gravemente el estado de derecho y las garantías constitucionales”. Le enumeraron las organizaciones internacionales que ya le habían reclamado la libertad de Sala las Naciones Unidas, la OEA, la CIDH, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw), para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) y Amnistía Internacional.

A través de ese texto le pidió “una reunión en algún momento de su visita a nuestro país” a fin de “recabar de su parte la información que considere conveniente para darnos a conocer” sobre el caso Sala. Hasta anoche no habían recibido respuesta.

Paralelamente, mientras esto ocurría en Madrid, la Plataforma Argentinos en España calificó a Macri “persona no grata” por las mismas causas que los diputados de Podemos. Lo acusaron, además, de aplicar una política “lesiva para los sectores sociales de menores ingresos”, así como también de “vulnerar seriamente los derechos humanos”.

A la letanía de críticas de Podemos, el diputado de esa bancada por la ciudad de Cádiz, Juan Delgado Ramos, publicó en su cuenta de Twitter un dato llamativo: el automóvil que trasladó a Macri hasta el Congreso era el mismo que utilizaba el dictador Francisco Franco.

Mauricio Macri en el Congreso pidió inversiones españolas.
(Imagen: DyN)


Fuente: 23/02/2017 Página 12
Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar