El que quiera escuchar que escuche. Por Mariana Escalada y Agustin Ronconi


Por Mariana Escalada y Agustin Ronconi

24/01/2017 - Recientemente se filtró una escucha de la que se desprende que Stiuso fue denunciado en 8 causas, que maneja un sistema de inteligencia paralelo, que trabaja en tandem con los medios hegemónicos y que tiene el suficiente poder para que el aparato judicial no se atreva a investigarlo. La publicación del audio, de dudosa legalidad y forzada interpretación, pretende incriminar a la presidenta en absurdos delitos, pero no hace más que pintar en cuerpo y alma la intimidad de una política que no muestra fisuras entre sus conversaciones íntimas y su discurso público.


El audio y la transcripción literal



OP: Hola
CFK: Hola Oscar..
OP: ¿Quién habla?
CFK: ¡Yo Cristina, pelotudo..!
OP: Ahh (risas), porque me había llamado un periodista recién.
CFK: ¿Por Stiuso, Por lo de Stiuso?
OP: Sí, vos sabes que estoy en Neuquén; estuve buscando La Nación, el reportaje que hizo.
CFK: Por eso te estoy llamando, porque a este tipo hay que matarlo. Eh.. Pero.. es un caradura!
OP: No lo leí todo, escuchame una cosa; me dicen que está como apichonado, que no te conoce vos, ni lo conoció a Néstor.
CFK: ¿Cómo no lo conoció a Néstor? A Néstor lo conoció, seguro. No se
OP: Bueno, dice que no. Dice que no. Ahora estoy acá en Neuquén, estoy esperando que llegue el diario para comprarlo, para leerlo todo
CFK: ¡Pero entrá por Internet Oscar..!
OP: Ahh, bueno, pero estoy en el auto, por eso de a poquito… lo busco ahora y lo voy a..
CFK: ¿Dónde estás Oscar, ahora?
OP: En Neuquén estoy.
CFK: Ya sé, pero donde estás físicamente..
OP: En la casa de mi hijo estoy.
CFK: Bueno, andate a tu casa y ponete a laburar…
OP: Bueno Si, si, lo leo todo y ya pensaba salir, porque me llamaron a ver qué hacer
CFK: Yo quiero leerlo, ahora le dije a Anita que me lo mande urgente, porque yo no puedo entrar en La Nación. que me lo mande urgente y te lo leés y esperás a que hable con vos para ver ….
OP: Listo, listo, hablamos y después lo vemos.
CFK: Además, empezá a buscar todas las causas que le armamos, no que le armamos, que le denunciamos…
OP: Que le denunciamos… ocho causas tiene de denuncias, si las tengo todas.
CFK: Describilas todas, y poné en qué juez tiene cada causa.
OP: Bueno
CFK: qué juez tiene cada causa
OP: qué juez tiene cada causa.Si si
CFK: La verdad es que es increíble que no se haya hecho absolutamente nada.
OP: nada Si, si, no se ha avanzado absolutamente nada, en ninguna.
CFK: ¿Cómo que los Kirchner tenían servicios paralelos? ¿Y él nunca lo denunció eso?
OP: Si, se callo la boca
CFK: No, no, no!
OP: Es mentira, los manejaba él los servicios.
CFK: ¡Por favor! y porque no le preguntan quienes eran los titulares de.. ¿Sabés que? hay que ponerlo frente a Paco (Larcher) y frente a (Héctor) Icazuriaga,  Icazuriaga y larcher que eran los responsables hay que traerlos acá
OP: ¿A declarar, te parece a vos? Yo no sé si es conveniente que los pongamos…
CFK: ¿Con repecto a ésto? ¡¿Cómo que no?! ¿A quién le armamos carpetazos nosotros?
OP: No, bueno no, a nadie. Si armaba los armaba él… él es responsable de esas carpetas.
CFK: Estás lento de reacciones, me parece Oscar, eh. Andate a tu casa a leer artículo por artículo.
OP: Bueno, ahora lo miro bien y hablamos. Chau
CFK: Chau

Las 8 causas

Dentro de las 8 causas mencionadas, Stiuso se encuentra imputado por delitos graves incluyendo en la Causa Martins trata y prostitución, enriquecimiento ilícito investigado por Casanello (hasta que fue apartado de la causa), amenazas contra el ex diputado Bonasso, la causa que investiga las empresas creadas mientras trabajaba para la SIDE que incluye enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y tráfico de influencias, el juez Caputo lo investiga por contrabando, la causa AMIA y el caso por la muerte de Nisman donde está imputado. Parrilli remarcó que es llamativo que nunca haya sido llamado a declarar en las mismas. El blindaje del aparato judicial es fuerte. Sobre el espía sindicado como el jefe de Nisman y sospechado de ser quien le ordenara suspender sus vacaciones para presentar la denuncia contra CFK, dice Parrilli “se pasó 20 años intentando evitar que se sepa qué pasó en el atentado a la AMIA“.

Yo Cristina, pelotudo..!

Luego de analizar el material detenidamente, queda claro lo poco tiene en común la escucha con las deformadas transcripciones que los diarios hegemónicos llevaron a su tapa la semana pasada. Si han respetado rigurosamente la palabra pelotudo, casualmente la misma definición que empleaba Franco Macri para referirse a su hijo Mauricio, según publica Gabi Cerruti en El Pibe.

La escucha es clara: CFK le pide a Parrilli que busquen las denuncias realizadas a Stiuso y denunciar a alguien no es delito. Sino Carrio y Stolbizer lucirían, desde hace rato, llamativos conjuntitos a rayas. Según Clarín, Marijuan investigará a CFK por abuso de autoridad y por promover denuncias falsas contra Stiuso.

El delito sugerido por Marijuan es un delito imposible. Para que exista una acusación por “armar causas”, primero tiene que existir la evidencia de que se ha radicado una denuncia falsa, y para ello haría falta que las denuncias contra Stiuso hubieran sido investigadas a fondo y se hubiera determinado que se trataba de “causas armadas”. ¿Como aseverar la falsedad de una denuncia que ha sido cajoneada por los mismos operadores de la corpo judicial que salen “de oficio” a denunciar su falsedad?

¡Oh paradojas! Sucede que transcurre un mes difícil para el gobierno de un presidente procesado penalmente por su afición a las escuchas ilegales, es que en enero empiezan a publicarse los dramáticos resultados económicos de 2016 y los aún peores augurios para 2017, la persecución a CFK vuelve a ser el caballito de batalla de la corporación mediatico-guberno-judicial a la que tanto le cuesta reconocer límites entre los poderes del estado y, lo que es peor, en el ejercicio mismo del poder.

Según informa Clarín, el Fiscal Marijuan, cuya animosidad con la ex mandataria ya había quedado al descubierto cuando la producción de Majul filtró audios en los que el operador reportaba al periodista: “Decile que lo más importante, además del pedido de indagatoria, es que la dejo al borde de la detención con la prohibición de salida del país y con el deber de comparecencia ante el tribunal“, sería el encargado de impulsar nuevas denuncias vinculadas a los audios entre CFK y Oscar Parrilli cuya publicación, tratándose de grabaciones secretas realizadas en el marco de vaya a saber qué investigaciones, constituye una grave violación a la intimidad pero también una peligrosa brecha en la seguridad nacional. ¿Quiénes, por qué y para qué le pinchan un teléfono a un presidente sin dar explicaciones? ¿Quiénes tuvieron acceso a esos audios? ¿Con qué derecho la justicia interviene los teléfonos del poder ejecutivo para posteriormente filtrar al público los fragmentos más sugestivos y convenientes de las quizás miles de horas de grabación? Se trata de interrogantes que nadie plantea, y que nadie nunca responderá.

Lo que queda cada vez más claro, incluso a la vista de millones de ciudadanos que no son kirchneristas, es que se ha montado un enorme engranaje de poder con objeto de perseguir y encarcelar a la presidenta; entre la obvia, ensañada y descarada persecución y la falta de resultados judiciales concretos, cada vez es más fácil concluir que toda la operatoria no tiene otro objeto que el de ensuciar su imagen para impedir su tan temido regreso.

Sin embargo, la imagen de CFK resistirá, como siempre, el embate. Este audio es la viva expresión de una mandataria que resiste, en su último año, los embates conjuntos de los servicios de inteligencia paralelos, la justicia cómplice y los medios hegemónicos desestabilizadores. En el lenguaje íntimo del audio, CFK dice lo mismo que sostenía en sus discursos públicos, y se rebela como lo que es, una líder proactiva, exigente, desestructurada, sin dobleces y con una enorme coherencia entre lo dicho dentro de su círculo íntimo y lo expresado a la militancia.


Fuente: 23/01/2017 El Disenso.com 
Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar