Alberto Fernández, dirigente del Frente Renovador, visitó el 31 de diciembre a Milagro Sala y afirmó que su detención es arbitraria


“VENGO A EXPRESARLE MI SOLIDARIDAD, A ESCUCHARLA Y DARLE FUERZAS PORQUE MUCHOS ESTAMOS PREOCUPADOS POR LO QUE LE ESTÁ PASANDO” 

Ex mininstro de Gabinete y actual referente de del Frente Renovador de Sergio Massa, Alberto Fernández


02/01/2017 - “Le pediría al gobernador Gerardo Morales que no cometa el error de persistir en esto porque va a convertir a esto en una mácula (lo que infama o deshonra) de su gobierno. Me he interiorizado porque amigos de organismos internacionales, me han hecho saber su preocupación y he podido ver la naturaleza del problema y no tengo ninguna duda que este es un problema que debe revisarse”, declaró el dirigente massista, Alberto Fernández antes de entrar el Servicio Penitenciario de Jujuy a visitar a Milagro Sala.

El ex ministro de Gabinete y actual referente del partido de Sergio Massa, llegó a Jujuy especialmente para visitar a la dirigente de la Tupac Amaru detenida hace más de 11 meses y declaró: ”estoy convencido que la detención de Milagro Sala; a quien es la segunda vez que la voy a ver y con quien seguramente tengo más diferencias que coincidencias, es una detención arbitraria porque desde que la Argentina suscribió al Pacto de San José de Costa Rica todos tenemos derechos a soportar un proceso en libertad y sólo podemos ser encarcelados cuando las condenan están sobre nosotros”, dijo Fernández.

Al mismo tiempo, el dirigente massista y docente de derecho penal en la Universidad de Buenos Aires, manifestó: “yo no puedo hablar de la inocencia o culpabilidad de Milagro Sala pero sí puedo decir que creo profundamente injusta esta detención preventiva. Vengo en esta semana que ha sido muy tremenda para ella porque soportó dos sentencias y vengo a expresarle mi solidaridad, a preguntarle en que puedo ayudarla, a escucharla y darle fuerzas porque muchos estamos preocupados por lo que le está pasando”. 


El dirigente relacionó lo que pasa en Jujuy con las épocas oscuras de la vida de los argentinos: “yo viví en un país donde el estado cometió muchas arbitrariedades y la sociedad se hacía la distraída y como consecuencia de esa actitud los argentinos perdimos a miles de personas, en desapariciones, muertes, prisioneros y exiliados. Yo sé que no estamos en una dictadura, estamos en una democracia. Pero también los gobiernos democráticos también comenten excesos y hacen lo que no deben hacer”, concluyó Alberto Fernández.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar