Alprazolam (Tranquinal; Alplax; Xanax; Alprazol; Bestrol; Prinox; Prenadona; Retán), es legal y peligrosa

Alprazolam es un benzodiazepínico. Alprazolam afecta los químicos en el cerebro que pueden salir de su equilibrio y causarle ansiedad.

Alprazolam se usa para el tratamiento de trastornos de la ansiedad, trastornos de pánico, y la ansiedad causada por la depresión.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre alprazolam?

No use alprazolam si usted está embarazada. Le puede causar daño al bebé nonato.

No use esta medicina si tiene alergia a alprazolam o a otro benzodiazepínico, como chlordiazepoxide (Librium), clorazepate (Tranxene), diazepam (Valium), lorazepam (Ativan), o oxazepam (Serax).

Antes de tomar alprazolam, dígale a su médico si usted tiene asma u otras problemas respiratorios, glaucoma, enfermedad del riñón o del hígado, un historial de alcoholismo, o historial de depresión, pensamientos de querer suicidarse, o adicción a drogas o al alcohol.

No beba alcohol mientras esté tomando alprazolam. Esta medicina puede aumentar los efectos del alcohol.

Alprazolam puede crear dependencia, y solamente debe ser usada por la persona para quien ha sido recetada. Mantenga la medicina en un lugar seguro donde otros no la puedan obtener.

¿Qué debería discutir con el profesional de la salud antes de tomar alprazolam?

Es peligroso comprar alprazolam por el Internet o a través de vendedores fuera del sistema farmacéutico. Las medicinas distribuidas por el Internet pueden contener ingredientes peligrosos, o pueden ser distribuidos por farmacias sin licencia. Se han encontrado muestras de alprazolam obtenidas por el Internet con haloperidol (Haldol), una droga fuerte antipsicótica que tiene efectos secundarios graves.

Usted no debe tomar alprazolam si usted tiene:

  • glaucoma de ángulo estrecho;
  • si también está tomando itraconazole (Sporanox) o ketoconazole (Nizoral); 
  • tiene alergia a alprazolam o a otro benzodiazepínico, como chlordiazepoxide (Librium), clorazepate (Tranxene), diazepam (Valium), lorazepam (Ativan), o oxazepam (Serax).
  • asma, enfisema, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; COPD por sus siglas in inglés), u otro problema con la respiración
  • historial de depresión o pensamientos de querer suicidarse o tomar acciones para tal fin; o
  • historial de adicción a la droga o al alcohol.

Alprazolam puede crear hábito y debería ser usado solamente por la persona a quien se le recetó. Nunca comparta alprazolam con otra persona, especialmente con alguien con historial de abuso de drogas o adicción. Mantenga el medicamento en un lugar donde otros no lo puedan encontrar.

Mujeres embarazadas 

No use alprazolam si usted está embarazada. Le puede causar daño al bebé nonato. Alprazolam puede también causar adicción o síntomas de abstinencia en un recién nacido si la madre toma el medicamento durante el embarazo. Use un método efectivo de control de la natalidad, y dígale a su médico si usted queda embarazada durante el tratamiento.

Alprazolam puede pasar a la leche materna y causarle daño al bebé lactante. Usted no debe amamantar mientras está usando alprazolam.

Los efectos sedativos de alprazolam pueden durar más tiempo en los adultos de edad avanzada. Caídas accidentales ocurren comúnmente en los ancianos que toman benzodiazepínicos. Tome medidas de precaución para evitar caerse o herirse accidentalmente mientras esté tomando alprazolam.

No le dé este medicamento a nadie menor de los 18 años.

¿Cómo debo tomar alprazolam?

Tómelo exactamente como lo haya recetado su médico. No lo tome en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado. Siga las instrucciones en la etiqueta de su prescripción. Tal vez su médico en ocasiones cambie su dosis para asegurarse de que está obteniendo los mejores resultados.

No triture, mastique, o rompa una tableta de liberación prolongada. Trague la pastilla entera. Ésta ha sido preparada de forma especial para liberar la medicina lentamente al cuerpo. Si la rompe, causaría que salga la medicina junta.

Mida la formulación líquida de alprazolam con una cuchara especial de medir o taza, y no con una cuchara regular de sopa. Si no tiene con que medir su dosis, pídale una a su farmacéutico.

No se trague entera la tableta oral que se desintegra. Deje que se disuelva en la boca sin tener que masticar.

Hable con su médico si le parece que esta medicina ha dejado de funcionar para tratar sus síntomas de pánico o ansiedad.

Usted puede tener convulsiones o el síndrome de abstinencia cuando pare de usar alprazolam.

Pregúntele a su médico cómo evitar los síntomas de abstinencia cuando pare de usar alprazolam.

Guarde a temperatura ambiente fuera de la humedad y del calor.

Mantenga un record de la cantidad de medicina que ha usado de cada envase nuevo. Alprazolam es una droga de potencial de abuso y usted debería saber si alguien está usando su medicina inapropiadamente o sin prescripción.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Tome la dosis que dejó de tomar tan pronto se acuerde. Sáltese la dosis que dejó de tomar si ya casi es hora para la siguiente dosis. No use más medicina para alcanzar la dosis que dejó de tomar.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia. La sobredosis de alprazolam podría ser fatal. Los síntomas pueden incluir somnolencia extrema, confusión, debilidad musculares, perdida de balance o coordinación, sensación de desvanecimiento, y desmayo.

¿Qué debo evitar mientras tomo alprazolam?

No beba alcohol mientras esté tomando alprazolam. Esta medicina puede aumentar los efectos del alcohol.

Alprazolam puede perjudicar su pensamiento o reacciones. Tenga cuidado si usted conduce un vehículo o tiene que hacer algo que demande se mantenga alerta.

La narnja y el jugo de naranja pueden tener interacciones con alprazolam y resultar en efectos secundarios no deseados.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de alprazolam?

Busque atención médica de emergencia si usted tiene alguno de estos síntomas de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene un efecto secundario grave como:


  • depresión, piensa en suicidarse o hacerse daño, inusual comportamiento de alto riesgo, disminución de las inhibiciones, perder el miedo al peligro;
  • confusión, hiperactividad, agitación, hostilidad, alucinaciones;
  • sentir que se puede desmayar;
  • orinar menos de lo usual o nada en absoluto;
  • dolor de pecho, latidos cardíacos fuertes o aleteo cardíaco en su pecho;
  • movimientos musculares descontrolados, temblores, convulsiones; 
  • ictericia (color amarillo de la piel u ojos).
Efectos secundarios de menor gravedad pueden incluir:

  • somnolencia, mareo, sentirse cansado o irritable;
  • visión borrosa, dolor de cabeza, problemas de la memoria, dificultad para concentrarse;
  • problemas para dormir (insomnio);
  • hinchazón en sus manos o pies;
  • debilidad muscular, falta de balance o coordinación, habla arrastrado;
  • malestar estomacal, náusea, vómito, estreñimiento, diarrea;
  • aumento del sudor, boca seca, nariz tupida; o
  • cambios en el apetito o el peso, pérdida de interés en la actividad sexual.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros.

¿Qué otras drogas afectarán a alprazolam?

Antes de usar alprazolam, dígale a su médico si usted usa con regularidad otras drogas que causan somnolencia (como medicinas para el resfriado o alergias, otras sedantes, narcóticos para el control del dolor, pastillas para dormir, relajantes musculares, y medicinas para las convulsiones, depresión, o ansiedad). Estas pueden añadir a la somnolencia que causa alprazolam.

Dígale a su médico acerca de todas las medicinas que usted use, especialmente:

  • pastillas anticonceptivas;
  • cimetidine (Tagamet);
  • cyclosporine (Gengraf, Neoral, Sandimmune);
  • dexamethasone (Cortastat, Dexasone, Solurex, DexPak);
  • ergotamine (Cafergot, Ergomar, Migergot);
  • imatinib (Gleevec);
  • isoniazid (para tratar la tuberculosis);
  • un antibiótico como clarithromycin (Biaxin), erythromycin (E.E.S., EryPed, Ery-Tab, Erythrocin, Pediazole), rifabutin (Mycobutin), rifampin (Rifadin, Rifater, Rifamate), rifapentine (Priftin), o telithromycin (Ketek);
  • medicamento antifúngico como miconazole (Oravig) o voriconazole (Vfend);
  • un antidepresivo como fluoxetine (Prozac, Sarafem, Symbyax), fluvoxamine (Luvox), desipramine (Norpramin), imipramine (Janimine, Tofranil), o nefazodone;
  • un barbitúrico como butabarbital (Butisol), secobarbital (Seconal), pentobarbital (Nembutal), o phenobarbital (Solfoton);
  • medicamento para el corazón o la presión arterial como amiodarone (Cordarone, Pacerone), diltiazem (Tiazac, Cartia, Cardizem), nicardipine (Cardene), nifedipine (Nifedical, Procardia), o quinidine (Quin-G);
  • medicinas para el tratamiento del VIH o SIDA como atazanavir (Reyataz), delavirdine (Rescriptor), efavirenz (Sustiva, Atripla), etravirine (Intelence), indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), nevirapine (Viramune), saquinavir (Invirase), o ritonavir (Norvir, Kaletra); o
  • medicamento para las convulsiones como carbamazepine (Carbatrol, Equetro, Tegretol), felbamate (Felbatol), oxcarbazepine (Trileptal), phenytoin (Dilantin), o primidone (Mysoline).

Esta lista no incluye todas las drogas y pueden existir otras que tengan interacciones con alprazolam. Dígale a su médico acerca de todos los medicamentos que usted use. Incluya los productos que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. No empiece a usar un medicamento nuevo sin primero decirle a su médico.

Relato de un consumidor

Los médicos recetan esta droga indiscriminadamente, sin avisar a los pacientes que ésta genera una fuerte dependencia.

Yo comencé a consumir Alplax hace unos 10 años, por un problema de insomnio. Me recetaron una dosis baja, conjuntamente con amitriptilina. El tema es que cada vez necesitaba dosis más altas para poder dormir, y también descubrí que consumir Alplax durante el día me hacía sentir bien, me producía un estado de hiperactividad y pérdida de temores e inhibiciones.

Comencé a consumir la droga de día y de noche, en dosis cada vez más altas. También empecé a mentirle al psiquiatra respecto a la cantidad de pastillas que necesitaba, y llegué a falsificar recetas y a hacerme amiga de farmacéuticos que me vendían la droga sin entregar receta.

Pronto mi personalidad comenzó a cambiar. Me volví agresiva con mi pareja, mis amigos y hasta con la gente que me cruzaba por la calle. Sentía que el mundo estaba en mi contra, y que la gente me provocaba. En ese momento estaba tomando 6 miligramos de Alplax por día, sólo que mi psiquiatra no lo sabía. Fui diagnosticada con un trastorno de personalidad llamado borderline, y me asusté mucho. Miraba por el balcón y creía que desde los autos estacionados en la calle me estaban espiando. Dejé de tener vínculo con mi familia, también estaba enojada con ellos.

A mediados del año 2003 estaba tomando dosis más altas de Alplax. Una tarde fui a mirar vidrieras con todos mis ahorros en el bolsillo. No sé cómo fui y volví. Mi hermana me contó que estaba esperando un bebé y yo estaba tan drogada que ni siquiera la felicité. El día 27 de Julio de ese año, un domingo, yo volaba de fiebre producto de una neumonía, y casi no podía respirar. Decidí tomar unas pastillas con la intención de dormir un par de días y no sentirme tan mal. Perdí el control de la cantidad de Alplax que tomaba. Tenía una caja llena, 60 pastillas de 1 miligramo. Cuando miré la caja, quedaban 13 pastillas. Me había tomado 47. Avisé en seguida a mi pareja, y él rápidamente llamó al médico. Estuve en un estado de semi inconsciencia durante 5 días, y sufrí un accidente doméstico al caerme sentada sobre una estufa eléctrica y no poder incorporarme, lo cual me produjo quemaduras en una pierna. Luego de este incidente cambié de psicólogo y de psiquiatra. En este momento estoy medicada con Valcote y Zyprexa, y tomo una sola pastilla de Alplax durante la noche para poder dormir. Creo que superé mi dependencia, aunque no estoy muy segura.

Alplax, Xanax, o como se llame, es veneno para ratas. Provoca un bienestar ficticio y una personalidad ficticia. Espero que no haya muchas historias como la mía.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comentar
    Facebook Comentar